Jump to content
Sign in to follow this  
Nacho

737 MAX - Este avión está diseñado por bufones, quienes, a su vez, son supervisados por monos

Recommended Posts

 

 

El Congreso estadounidense divulgó la noche del jueves mensajes internos de los empleados de Boeing que denigran al regulador del aire en ese país, lo que podría dañar aún más las relaciones con las autoridades y complicar el regreso al servicio del 737 MAX.

 

En estas comunicaciones enviadas en diciembre a los parlamentarios estadounidenses por el fabricante de la aeronave, los empleados se jactan de poder tener el 737 MAX certificado con un mínimo de capacitación para los pilotos.

 

Los mensajes revelan problemas encontrados en simuladores, que reproducen condiciones de vuelo reales, explica el fabricante del avión, en un comunicado de prensa.

 

“Todavía no he sido perdonado por Dios por lo que escondí el año pasado”, escribió uno de estos empleados en un mensaje de 2018, refiriéndose a las interacciones con el regulador.

 

“El regulador solo tiene lo que merece después de intentar interferir en nuestro negocio. Lentifica el progreso”, escribió otro en agosto de 2015.

“Este avión está diseñado por bufones, quienes, a su vez, son supervisados por monos”, dijo otro en un mensaje de 2017, aparentemente refiriéndose a la FAA.

 

“¿Pondría a su familia en un simulador MAX? No, no lo haría”, dijo un empleado a un colega en otro intercambio. “No”, responde igualmente el receptor.

“Abrumador”

 

Estos mensajes, vistos por la AFP, fueron revelados por parlamentarios estadounidenses que están investigando el procedimiento de aprobación del 737 MAX, del cual dos accidentes cercanos dejaron 346 muertos.

 

“Algunas de estas comunicaciones se relacionan con el desarrollo y la calificación de los simuladores del Boeing 737 MAX en 2017 y 2018”, indicó Boeing, y agregó que los habían transmitido a los parlamentarios en pos de tener “transparencia”.

 

“Algunas de estas comunicaciones contienen lenguaje provocativo y, en algunos casos, plantean preguntas sobre las interacciones de Boeing con la FAA y el proceso de calificación del simulador”, agregó.

 

Cuando se certificó el 737 MAX en mayo de 2017, Boeing logró convencer a las autoridades estadounidenses de que los pilotos no necesitaban capacitación en el simulador y que una actualización del ordenador era suficiente.

 

Uno de los argumentos comerciales de Boeing para vender el MAX a las aerolíneas fue, además, que ahorrarían dinero porque no habría necesidad de entrenar especialmente a los pilotos acostumbrados al 737 NG, según un folleto de promoción consultado en noviembre por AFP.

El tono de los intercambios dirigidos a los parlamentarios es un nuevo dolor de cabeza para Boeing y corre el riesgo de complicar aún más las relaciones ya tensas con la FAA, que debe levantar la prohibición del 737 MAX, en tierra desde el 13 de marzo.

 

[INFOBAE]

 

  • Upvote 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Restore formatting

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

Sign in to follow this  

×
×
  • Create New...